El día Internacional del Trabajador/a en Honduras se vivió de manera convulsiva, muchas organizaciones se abstuvieron de salir a protestar por temor al impacto de la pandemia Covid19, pero otro buen numero hizo sentir el repudio que los trabajadores/as sienten debido a las políticas violatorias de las empresas y la pasividad de un gobierno involucrado en narcotráfico y actos de corrupción descarados.

Los efectos de la pandemia son graves en el país, principalmente por negligencia de las inoperantes autoridades que tiene nuestro país, esto genero campañas de temor en diferentes medios por salir a protestar a pesar de ello, ciudades como San Pedro Sula, Choloma, Villanueva, Tegucigalpa, Danli y Tocoa entre otras, reportaron su presencia en las calles con masivo apoyo de sus afiliados/as.

Los sindicatos reconocieron que la desmedida corrupción implementada por el régimen, ha asesinado muchas mas personas que una pandemia y que esta se podría contrarrestar si los fondos aprobados se ejecutaran de forma transparente y la única forma lograr esto, es retornando a las calles a pesar del riesgo.

Tomas Membreño, Secretario de Organización de FESTAGRO, manifestó, “si no nos mata la pandemia, nos matara el hambre, la delincuencia u otras enfermedades por la falta de salud, por eso migran nuestros y nuestras compatriotas, por eso corren ese grave riesgo”

Además de la malversación de fondos por pandemia y huracanes, en estos últimos meses el gobierno está gestionando la intervención de IMPREMA y los demás Institutos de Previsión de empleados públicos a través de un PCM, que podría ser el inicio de aplicación de las recomendaciones que hace el Fondo Monetario Internacional (FMI) para Centroamérica que buscan eliminar las pensiones por considerarse una carga social que no genera plusvalía.

Consignas sobre, Vacunas Gratuitas, Extradición de Políticos Narcos, Suspensiones Ilegales de Trabajo, Justicia Para Víctimas de Violencia Antisindical y Derogación de PCM´s  fueron escuchadas por buena parte de la población.