exportacionesSantiago de Chile, 27 may (PL) La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó hoy que los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia la región disminuyeron en un 16 por ciento en 2014.

En su informe anual acerca de la IED en Latinoamérica y el Caribe, la Cepal señaló que el porcentaje representa un monto de 158 mil 803 millones de dólares, un resultado que revierte la tendencia de crecimiento observada en la última década.

El organismo de Naciones Unidas afincando en esta capital proyectó una nueva baja para este año. En 2014 las entradas de IED se vieron afectadas por la desaceleración económica del área y los menores precios de los productos básicos de exportación.

La entidad destacó que entre 2003 y 2013 estas corrientes pasaron de 46 mil 937 millones de dólares a un récord de 189 mil 951 millones de dólares en términos nominales.

Reconoció, no obstante, que la IED cayó en siete por ciento en 2014 con respecto al año anterior, aunque las entradas a los países en desarrollo aumentaron 5 por ciento, principalmente gracias al desempeño de Asia.

La participación de América Latina y el Caribe en estos flujos mundiales alcanzó 13 por ciento, indica el documento.

Las políticas de los países de América Latina y el Caribe no deberían orientarse a recuperar los montos de inversión extranjera directa de la última década, sino a atraer aquella IED que contribuya a la diversificación productiva, opina.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, señala que «esto significa articular la IED con políticas industriales y estrategias nacionales de desarrollo basadas en la igualdad y la sostenibilidad ambiental».

La entidad apunta que Brasil se mantiene como el mayor receptor de inversión extranjera directa (62 mil 495 millones de dólares) en la región seguido por México, con entradas por 22,795 millones de dólares en 2014.

En orden se ubicaron a continuación Chile (22,002 millones de dólares), Colombia (16,054 millones de dólares) y Perú (7,607 millones de dólares).

Por subregiones, la IED dirigida a Sudamérica y México disminuyó significativamente en 2014, en cambio los flujos hacia América Central y el Caribe tuvieron una caída mucho menor.

El estudio de la Cepal muestra una disminución importante por sectores en recursos naturales (de 23 por ciento a 17 en 2014; manufacturas se mantuvo estable en 36 del total, mientras que el sector servicios saltó a 47 por ciento.

En 2014 los principales inversores en el exterior fueron Chile (12 mil 52 millones de dólares), México (7,610 millones) y Perú (4.452 millones de dólares).

El reporte de la Cepal comenta el impacto de la IED sobre el medio ambiente, el cual no ha sido medido ni regulado adecuadamente por los países de la región.

FUENTE: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=3840601&Itemid=1