Desde la Federación de Productores de Plátano de Colombia Fedeplacol, se asegura que ante las intensas temperaturas que se perciben durante por lo menos tres meses, la producción se ve considerablemente afectada porque se maduran prematuramente los racimos.

José Hernández, presidente de Fedeplacol, aseguró que, durante el verano, el peso de los racimos de plátano se reduce en un 15 % y preocupa la sigatoka, enfermedad foliar destructiva, que debe ser controlada permanentemente, pues con las altas temperaturas y la posterior lluvia, se dan las condiciones para su multiplicación y supondría el mayor problema.

En Risaralda existen 22.500 hectáreas de plátano, en su mayoría asociadas con el cultivo del café, y se producen anualmente 240.000 toneladas.

 

Fuente: caracol.com.co