Estudio de “Cómo vamos” revela que un 26% de los ciudadanos se sienten inseguros en San Pedro Sula.

Ocho de cada 10 sampedranos se sienten satisfechos de vivir en esta ciudad, aunque es considerada una de las más violentas.
Ocho de cada 10 sampedranos se sienten satisfechos de vivir en esta ciudad, aunque es considerada una de las más violentas.

San Pedro Sula, Honduras.

Un 12% de los sampedranos se considera pobre por no tener un empleo y en un 7% de los hogares un miembro de la familia no ha podido hacer el tercer tiempo de comida.

Así lo revela el estudio piloto “Mejorando la confianza en políticas e instituciones públicas” realizado por la consultora Ipsos Herrarte para la Federación de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo de Honduras (Foprideh).

El estudio de opinión es parte de la iniciativa “Cómo vamos” que busca evaluar la calidad de vida en San Pedro Sula y Tegucigalpa y a la cual se ha sumado LA PRENSA como auditor de las gestiones públicas.

Para conocer la situación de los sampedranos, Ipsos Herrarte efectuó diversas preguntas a 1,100 personas, entre hombres y mujeres mayores de 18 años residentes en esta ciudad.

La encuesta se desarrolló entre el 26 de marzo y el 11 de abril. Las consultas se enfocaron en conocer los avances y la percepción de los ciudadanos sobre los bienes y servicios públicos que reciben.

Pobreza. Por no tener empleo, un 12% de los abordados se consideran pobres. De los que así respondieron, un 21% señala que no le alcanza el dinero, un 13% que sus ingresos son mínimos y un 8% se considera pobre porque no cubre sus necesidades.

tp comova 110515(1024x768)
La Policía Preventiva tiene una aceptación favorable.

Un 6% dice que ni siquiera le ajusta para la canasta básica.

Llama la atención que, en el 7% de los hogares en San Pedro Sula, alguno de sus miembros no hizo los tres tiempos de comida diarios porque no había suficientes alimentos.

La encuesta refleja que en los hogares sampedranos donde se reportan como pobres hay mayor satisfacción con la ciudad que en los hogares donde no se consideran pobres.

Educación y salud

Gran parte de la población sampedrana es menor de edad.

En un 65% de los hogares de San Pedro Sula hay menores de dos a 17 años; de ese porcentaje, la mayoría están entre los seis y 17 años.

Un 50% estudian en un centro educativo público y un 24% asiste a un centro privado; lo preocupante es que el 26% no está estudiando, la cual es una cifra alarmante.

La crisis en salud también se comprueba con las respuestas de los sampedranos. Aunque un 60% dice que está satisfecho con los servicios que han recibido en la red pública, para una cita han tenido que esperar hasta más de 30 días.

El 82% de los encuestados ha asistido a un centro médico público y, de ellos, el 44% fue por una emergencia, mientras que el 56% acudió a una consulta externa.

El 67% de los que han ido en busca de atención tuvieron que esperar 30 días por una cita médica.

Solo un 6% obtuvo una cita para uno o cinco días después.

 

Fuente: http://www.laprensa.hn/