Imagen1Después de haber sido desertificados los proveedores de Chiquita siguen violando la ley y despidiendo trabajadores/as afiliados/as y directivos del STAS usando distintas maniobras antisindicales faltando al respeto de los derechos mínimos de los trabajadores/as de sus empresas, en este caso finca Tropical empresa que ha realizado duras represalias contra los trabajadores/as quitándoles hasta el derecho a la salud.

El compañero Francisco Edgardo Paz fue despedido por parte de la administración de finca Tropical una de las proveedoras de Chiquita Brands en Honduras, ya que estuvo enfermo por dos semanas con el virus del Chikungunya, caso que tuvo que ser tratado por un médico particular debido a que desde el mes de Septiembre la empresa no le ha proporcionado la hoja patronal del seguro social por lo que le toco pagar más de Lps 2,000.00 (USD 92.68), gasto que según el bajo salario que estas personas reciben es prácticamente dos semanas de salario.

Francisco Paz quien cuenta con 11 años continuos de trabajar para dicha empresa donde admite que ha sufrido distinto tipo de represalias a raíz de su afiliación al STAS donde la administración lo obligo a firmar una hoja de renuncia al sindicato ya que si no lo hacia la administración estaba lista para despedirlo, sin considerar la cantidad de años que ha brindado de servicio a dicha empresa donde también ha adquirido enfermedades de distinto tipos, resalta un hongo que tiene penetrado en sus manos.

También declaró el compañero que después que el termino su contrato de trabajo en el mes de diciembre continuo laborando sin contrato por tres semanas más , al igual que él hay varios compañeros y compañeras que laboran dentro de la empresa sin contrato, casos como estos han sido denunciados por el STAS a la secretaria de trabajo por lo que se solicito una inspectoria general en esta empresa desde el mes de Noviembre y hasta la fecha no lo han hecho mientras el Ministerio de Trabajo no hace su papel de vigilar porque se cumplan los derechos de los y las trabajadoras la empresa aprovecha para cometer atrocidades contra sus empleados, Chiquita Brands quien es la más beneficiada con esta producción de banano, tampoco no ha hecho ninguna acción ante las denuncias para mediar estos abusos contra los trabajadores/as, al contrario al parecer está de acuerdo con estas acciones antisindicales.