Chiquita_Logo_HR

Desde que la transnacional Chiquita Brands adquirió esa empresa, mantuvo reuniones con dirigencia de STAS y FESTAGRO, donde se estableció el acuerdo de aceptar el Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares STAS, como representantes de los trabajadores/as en ese centro de trabajo, también la empresa en reuniones posteriores con el STAS, solicito un periodo de tiempo para que se le presentara un pliego de peticiones exactamente de seis meses, tiempo que caducaba en la primera semana de septiembre, aduciendo que no tenían la capacidad para negociar un contrato colectivo debido al estado de la finca, tiempo que los trabajadores y trabajadoras afiliadas al sindicato aceptaron esperar en busca de la mejora de sus condiciones laborales.

Al llegar la fecha de negociación, la administración de esta empresa, solicita un lapso de tiempo más, para empezar a negociar y que se pospusiera para el 23 de Septiembre.

Para el día Martes 23 de septiembre la comisión negociadora y sus asesores se presentan a las oficinas de Chiquita a negociar, siendo recibido por Miguel Zapata, Néstor Velásquez, Antonio Gutiérrez y Oscar René Álvarez, quienes afirman que no habrá negociación por que en la empresa se ha constituido otro sindicato y que ha presentado ya un pliego de peticiones.

Lo curioso

Lo más extraño de todo este asunto, es que al parecer la empresa pospuso la negociación para que este sindicato surgiera considerando que el pliego de peticiones que presento el sindicato patronal, fue justamente el viernes 19 de septiembre y de esta manera trabar las negociaciones con el STAS.

Esto se conjuga con el actuar de la administración de Finca Tropical y encontramos que son similares y se deduce que Chiquita Brands y sus proveedores están actuando de manera conjunta, para evitar que los trabajadores y trabajadoras de las bananeras en Honduras reclamen y ejerzan sus derechos por medio del STAS.