fyffes

Los grupos Chiquita y Fyffes, dedicados a la banana, han anunciado unos términos revisados para su fusión planeada, lo que supondría una oferta mayor del grupo resultante para los accionistas de Chiquita, en un esfuerzo por defenderse de la competencia de dos de las familias más ricas de Brasil.

Las propuestas que se relevaron el viernes y que han sido aprobadas por los consejos de administración de ambas compañías suponen que Chiquita, el mayor vendedor de bananas de los Estados Unidos, se haría con una participación del 59,6 por ciento de la compañía resultante ChiquitaFyffes, un 50,7 por ciento más respecto del acuerdo anterior.
Esto dejaría a Fyffes, con sede en Dublín, con un 40,4 por ciento del grupo fusionado. Sin embargo, esta compañía que cotiza en el AIM, tendría derecho a una mayor compensación si Chiquita rescinde el acuerdo asegurándose el 3,5 por ciento del valor total de las acciones emitidas de Chiquita, un 1 por ciento más. Asimismo, Fyffes tiene el derecho de rescindir el acuerdo si Chiquita no presenta la aprobación de sus accionistas antes del 24 de octubre.
El banquero multimillonario brasileño Joseph Safra y su gran amigo José Luís Cutrale, propietario de uno de los mayores imperios de zumo de naranja de Brasil, sorprendieron a la industria presentando una oferta hostil de adquisición de 1.250 millones de dólares a la empresa estadounidense en agosto.
En el comunicado del viernes se afirmaba que Chiquita seguía «inmersa en negociaciones» con los grupos Cutrale y Safra, y que informaría a sus accionistas si se recibía una propuesta revisada, aunque «no se puede garantizar que se vaya a presentar una oferta definitiva ni tampoco cuándo podría producirse».
Anteriormente, los socios brasileños habían acusado a Fyffes y a Chiquita de «poner en duda la credibilidad» ajustándose a su plan de fusión, y citó la «irresponsabilidad y falta de criterio» del consejo de administración de Chiquita por preferir la fusión con Fyffes ante una oferta rival «indudablemente superior».
Bajo los términos acordados, los accionistas de Chiquita recibirán una acción de ChiquitaFyffes por cada una de las acciones que poseen actualmente, mientras que los accionistas de Fyffes recibirá 0.1113 acciones de ChiquitaFyffes a cambio.

«Estamos satisfechos con el aumento de valor que estos términos mejorados para Chiquita ofrecen a nuestros accionistas», declara Ed Lonergan, director ejecutivo de Chiquita. «La transacción con Fyffes es una alianza estratégica natural que une dos compañías complementarias para crear una nueva compañía mejor posicionada para alcanzar el éxito en un mercado altamente competitivo, al mismo tiempo que genera sólidos resultados y valor para los accionistas, algo que, asimismo, proporciona beneficios inmediatos a los clientes y a los consumidores de todo el mundo«.

David McCann, presidente ejecutivo de Fyffes executive, señala: «La fusión de Chiquita y Fyffes es estratégica e imperiosa, con sinergias que solo pueden lograrse con la unión de estos compañías. Este acuerdo de fusión revisado, junto con las sinergias adicionales recientemente anunciadas, reafirma nuestra convicción de que la fusión es una oportunidad de maximización del valor para los accionistas de ambas compañías».
Los consejos de administración de ambas compañías han recomendado a sus accionistas, de forma unánime, que voten a favor de los planes y han informado de «la intención de aplazar las juntas de accionistas para la segunda mitad de octubre».
Chiquita tiene prevista una junta de accionistas el 24 de octubre y Fyffes ha fijado una para el 28 de octubre.
Las acciones de Chiquita cerraron en 14 dólares el jueves, mientras que en Londres, las acciones de Fyffes subieron un 2 por ciento hasta 84,5 peniques.

Fuente: ft.com