f3Tegucigalpa, Honduras (Conexihon). – En su examen anual de verificación de portales de transparencia de las instituciones obligadas, el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) encontró 47 instituciones estatales con excelencia en el cumplimiento de este derecho, 21 instituciones con un nivel bueno, 10 en estatus malo y 44 en categoría deficiente.
Según la presidenta del IAIP, Doris Imelda Madrid Zerón, hay decrecimiento en el interés de respetar la LTAIP.
De 192 instituciones evaluadas, un 60 por ciento presentó bajo interés de cumplimiento y respeto a la LTAIP, eso representa falta de transparencia en la administración de 24,000 millones de lempiras, describió Madrid Zerón.
Dentro de las 10 instituciones con mal desempeño está la Secretaría de Defensa, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la Secretaría de Desarrollo, el Instituto Nacional de la Mujer (Inam), el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IMAH), el Instituto de Previsión de la UNAH (Inpreubah),  Sectetaría de Minas y Ambiente (MiAmbiente) y, además, el Instituto de Acceso a la Información Pública y la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), estas dos últimas salpicadas por escándalos de corrupción.
El presupuesto que no ha sido en estas 10 instituciones por su mala gestión del acceso a la informacion asciende a 7,718 millones de lempiras.
Madrid Zerón reconoció los aciertos del presidente Juan Orlando Hernández como  el sólido crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), incremento de reservas internacionales, disminución en la deuda externa, “pero a pesar de los importantes hitos en materia macroeconómica, es difícil hablar de excelencia cuando la transparencia se vuelve una excepción y no la regla”.
Los resultados fueron dados a conocer en el marco de una ceremonia, que clausuró la segunda Semana de la Transparencia.
En la misma conmemoración, el IAIP reconoció a las 47 instituciones con excelencia, oficiales de información pública y a siete periodistas que han hecho uso constante de todos los procesos que garantizan la LTAIP para ejercer el derecho a la información.
—–