Yerko Aburto | Foto: Revista Bagual
Yerko Aburto | Foto: Revista Bagual

A principios de año, la cervecería, parte del Holding Heineken CCU, comenzó de forma unilateral a realizar cambios en la maquinaria de la fábrica que posee en Valdivia. Los trabajadores recordaron a la compañía que no puede tomar este tipo de medidas sin consultar a la organización sindical y como respuesta la empresa echó al 15 por ciento de los afiliados al Sindicato.

Yerko Aburto, presidente del Sindicato de Trabajadores de la CerveceríaKunstmann, dijo a La Rel que la compañía viene ampliando su producción y por consiguiente contratando a nuevos trabajadores, a quienes “sugiere” que no se afilien al Sindicato.

“Ante esta actitud de la gerencia comenzamos a cuestionar el accionar de la compañía que coarta la libertad sindical, sacando como conclusión más clara el hecho de que Kunstmann se está preparando para la negociación colectiva”, señaló.

Según explicó el dirigente, como la legislación laboral chilena todavía mantiene fuertes vestigios de la época de la dictadura de Augusto Pinochet, la empresa podría, en caso de una eventual paralización, sustituir a los huelguistas por estos trabajadores que ingresen ahora y no están afiliados al Sindicato.

“Frente a esta estrategia desleal el Sindicato interpuso una denuncia en el Ministerio de Trabajo por despidos antisindicales. En el medio de esto, la compañía realizó descuentos salariales a los afiliados sin respetar el fuero”, indicó.

“La empresa debe pagar las horas de permiso sindical y no lo hizo, por consiguiente hubo una rebaja en nuestros salarios. Por si esto fuera poco, el pasado 30 de marzo despidió a 9 trabajadores, todos ellos miembros de la organización sindical”, señaló.

La arremetida antisindical
Y la solidaridad como respuesta
Esta serie de medidas antisindicales por parte de la cervecería no ha logrado desmembrar a la organización gremial.

“Afortunadamente la empresa no pudo dividirnos como organización. Por el contrario, estamos más fortalecidos. Recibimos el apoyo de nuestra Federación a nivel local y el respaldo y la solidaridad de la Rel-UITA y sus afiliadas a nivel internacional”, indicó el dirigente.

Yerko Aburto destacó la importancia de la solidaridad recibida por parte de los sindicatos de Uruguay y de Brasil, además de otros actores sociales.

“Hemos venido trabajando en una estrategia de presión a este tipo de compañías transnacionales, que abarca a diversas organizaciones tanto sindicales como sociales de Chile y también del exterior, como forma de contrarrestar las carencias de la legislación laboral que es más bien laxa con la patronal”, manifestó.

El lunes 27 en una reunión de mediación con la gerencia de la empresa el Sindicato exigió la reincorporación de los despedidos sin éxito. Por esa razón es que el caso pasó a la órbita de la justicia laboral.

Estamos dispuestos a dialogar pero no vamos a ceder en lo que refiere a los derechos básicos de los trabajadores”, enfatizó Aburto.

La Cervecería Kunstmann emplea a 90 trabajadores, de los cuales el 80 por ciento está afiliado al Sindicato.

Propiedad de la familia Kunstmann, la compañía poseía en 2002 el 0,5 por ciento del mercado cervecero de Chile, alcanzando una producción de 20.000 hectolitros.

Ese mismo año el Holding Heineken CCU adquirió el 49 por ciento del capital de la firma, fundando la Compañía Cervecera Kunstmann S.A.

Fuente:  http://www.rel-uita.org/