Las recientes redadas ocurridas en Georgia, Carolina del Norte y Texas han alertado a las organizaciones PRO migrantes y la comunidad inmigrante de Estados Unidos, quienes son el flanco de ataques y de las expulsiones que el gobierno estadounidense asegura no cesarán. 

c64510077f963bf01fbd40fbf6ecf4c4_L

Foto: Chinostarsound.com

La preocupación de la población migrante crece tras las declaraciones de Jeh Johnson, secretario del Departamento de Seguridad Interna, DHS, quien confirma que las redadas continuarán porque están dirigidas a migrantes que ya no tienen ningún proceso a seguir. 

El abogado en temas migratorios, Felipe Aguirre dijo que las redadas están violentando los procesos que muchos migrantes llevan en las Cortes. “Las redadas que está realizando ICE (Servicios de inmigración y control de aduanas) no solamente afecta a centroamericanos sino a todas aquellas personas que tienen caso de asilo político y que fueron negados o de otros apartados de la ley de inmigración y simplemente ellos están forzando las órdenes de los jueces, así que los inmigrantes que están siendo detenidos son de muchos países, no están teniendo derecho a audiencias ni respetándoles el proceso”.

El abogado agrega que el proceso se irrespeta porque las capturas se hacen en horas de la noche y madrugada, sin orden de allanamientos, se llega a los centros de trabajo, lo que demuestra que no hay una política de respetar los derechos de los migrantes. 

Deportación anunciada 

Iniciando este 2016 ya se recibieron en Honduras las primeras unidades familiares procedentes de Estados Unidos. De las recientes redadas se capturó a varios hondureños y guatemaltecos que fueron retornados a sus países. 

Para la periodista y analista radicada en Estados Unidos, Freya Rojo lo que están viviendo los migrantes era de esperarse, porque desde mayo de 2014, cuando se vivió el éxodo de niños y familias llegando en grandes cantidades a Estados Unidos, procedentes en su mayoría de Centroamérica y México, se sabía que la administración de Obama estaba en alerta preparando su respuesta. 

“Fue una deportación anunciada, desde el 23 de diciembre se filtró la información que Casa Blanca se estaba preparando para el inicio de las deportaciones. El Secretario de Protección habló del inicio de redadas. A muchos sectores les interesa esto porque estamos en año de elección y el tema migratorio se politiza, lo que provoca la polarización en la población”, dijo Rojo. 

Para la comunicadora y catedrática de Estudios Centroamericanos en una universidad de Los Ángeles, California, mucho se habla de la noticia de las capturas de los migrantes indocumentados, pero poco se dice el por qué la gente sale de sus países de origen. Se desconoce la crisis que Centroamérica y México están atravesando, con contextos que involucran a las autoridades estadounidenses. 

“No se entiende que la migración es un proceso natural, que el mundo no tiene fronteras, que esas las trazan las personas. Pero lo que es lamentable es no analizar la realidad de pobreza, violencia, drogas y exclusión que está obligando a las familias a salir de sus hogares, allí está el conflicto. Y toda la realidad está relacionada con el apoyo y prioridades que los gobiernos estadounidenses han tenido con estos países. No podemos olvidar administraciones como la de Ronald Reagan que apoyaba a los gobiernos represivos en los 80s, cómo financiaban a las contras”. 

Temor

Valdemar Velasco,  veterano activista líder del comité organizador de jornaleros del campo, quienes operan en 4 estados de la unión americana, ratifica ese miedo que siempre ha estado presente en la vida de los migrantes que están en Estados Unidos. La sospecha, exclusión y discriminación de la que huyen estos migrantes la encuentran en sus nuevos hogares.

“Nosotros siempre hemos tenido ese problema durante los últimos diez años, que se agudizó con la construcción de una nueva oficina de la patrulla fronteriza por el lado de Canadá. Los hostigamientos y persecución sigue reduciendo la cantidad de trabajadores, en la actualidad hay únicamente 6 mil, porque las deportaciones nos han golpeado y ahora sigue rebajándose la cantidad de trabajadores a 6 mil. Las deportaciones que se han dado en los últimos 5 años han hecho daño a la comunidad agrícola de esta región”, dijo el dirigente. 

Jesuitas piden parar redadas 

Mediante un comunicado, la Conferencia Jesuita denunció la decisión de la administración del presidente Barack  Obama de conducir redadas en todo el territorio estadounidense contra personas que han huido de Centroamérica buscando protección en el último año. 

“En las vísperas de Navidad, medios de comunicación informaron sobre el plan de esta administración de deportar familias centroamericanas y adultos buscando asilo, a pesar de  que el triángulo norte de Centroamérica está atravesando una crisis de derechos humanos que ha causado la migración forzosa de cientos de miles de ciudadanos guatemaltecos, hondureños y salvadoreños”, reza el comunicado. 

El Presidente está arriesgando su legado conduciendo estas redadas, con un estilo y alcance que no hemos visto en la última década. Estamos especialmente consternados por informes de oficiales de inmigración entrando violentamente  en residencias en Georgia y Texas en los últimos días, para llevar a cabo búsquedas invasivas y redadas de centroamericanos en busca de asilo, incluyendo menores de hasta 4 años de edad. Estas tácticas causan temor en la comunidad inmigrante, crean desconfianza entre estas comunidades y  agentes del orden, y causan traumas en niños y adultos en busca de asilo, quienes han sobrevivido a la persecución y viajes peligrosos para encontrar protección en Estados Unidos, dice los jesuitas en el comunicado. 

Lea el comunicado completo: AQUÍ

Primeros deportados del año 

Iniciando el año, la zozobra y el miedo se han apoderado de los migrantes y sus familias aquí en Honduras. Las primeras deportaciones iniciaron con unidades familiares.

El Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) junto con autoridades gubernamentales recibieron en el aeropuerto Soto Cano de Comayagua un vuelo procedente de Texas donde venían 11 madres y 15 menores, custodiados por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos. Vuelos como esos se seguirán recibiendo debido a la política que continuará aplicándose.  

 

RECOMENDAMOS: 

Honduras: Una sociedad en diáspora por la conflictividad y violencia

 

FUENTE: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/2624-migrantes-entre-zozobra-y-miedo-por-redadas