STAS pide a la empresa apertura para negociar y la ministra de Trabajo convoca a las partes. El paro de labores continúa.

Giorgio Trucchi

foto Stas

Desde hace tres semanas, los trabajadores de Agroindustrial Guaymas (Agroguay) han paralizado las labores en al menos cuatro fincas palmeras en la zona de El Progreso.

Los miembros de la subseccional del Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS) denuncian que la empresa les ha venido violentando sus derechos.

Además de exigir metas y rendimientos demasiado elevados, que nunca fueron consensuados con los trabajadores, la empresa palmera se niega a negociar colectivamente.

El derecho a tener un convenio colectivo es algo que los trabajadores vienen exigiendo desde que se organizaron y constituyeron la subseccional del STAS en 2017.

La empresa nunca respondió a las notificaciones hechas por las autoridades del trabajo, luego de que el sindicato presentara su pliego de peticiones.

Actualmente el proceso se encuentra en la etapa de arbitraje. La empresa ya fue multada con más de un millón de lempiras (40 mil dólares) por desatender las convocatorias oficiales.

La crisis de estas últimas semanas se ha profundizado después del despido, antes de que se venciera su contrato, de unos 40 trabajadores que tienen entre 5 y 15 años de trabajar como estacionales continuos en Agroguay.

“Lo que hacía la empresa era hacerles firmar el contrato para la temporada sucesiva antes de que se fueran al descanso. Según nuestra legislación laboral, después de dos contratos continuos, al trabajador se le considera permanente”, explica a La Rel, Tomás Membreño, presidente del STAS.

La contratación por tiempo indefinido de decenas de trabajadores estacionales continuos es otra de las demandas en el tapete.Exigen contrato permanente

En Agroguay hay alrededor de 95 trabajadores permanentes que están apoyando la justa lucha de sus compañeros y que se han sumado al paro de labores.

Hasta el momento, la empresa no ha querido reunirse con el sindicato y amenaza con iniciar el proceso para que las autoridades del trabajo declaren huelga ilegal.

“Nos reunimos con la gerencia de Agroguay, pero lo único que propusieron es la reanudación inmediata de las actividades, con la promesa de que no habrá represalias contra los trabajadores.

No ha mostrado apertura para atender las demandas, ni resolver las problemáticas que han generado la crisis”, advierte Membreño.

Rel UITA

001
002
003