Unas 500 hectáreas de cultivos de banano, de las 1.800 que hay en el valle de Zarumilla, región de Tumbes, resultaron afectadas por los fuertes vientos que se presentaron la semana pasada.

Un millar de agricultores han sido gravemente afectados por la gran cantidad de plantas de banano arrancadas por el viento, mientras que las que lograron soportar el temporal han quedado debilitadas y se prevé que se doblen en los próximos días.

Los agricultores no cuentan con dinero para enfrentar las pérdidas y comenzar el proceso de replantado, el cual toma de seis a ocho meses en dar frutos. Al respecto, la Dirección Regional de Agricultura informó que están evaluando los daños y se podría elaborar un plan para ayudar a los agricultores afectados.

Fecha de publicación: 26/01/2015
Autor: José Buonamico
Derechos de reproducción: www.freshplaza.es