Porta
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- “Cada una de ustedes tiene mi espíritu y yo tengo el de ustedes y nadie es capaz de vencernos”, dijo la calida tarde del viernes 6 de marzo, la coordinadora del Movimiento de Mujeres por La Paz “Visitación Padilla”, Gladys Lanza.
Mujeres de diferentes ciudades del país se congregaron desde tempranas horas del viernes frente al complejo comercial Plaza Miraflores.
De ahí partieron en una manifestación pacífica hacia la Corte Suprema de Justicia para exigir al Poder Judicial que haga justicia con la defensora de derechos de la mujer cuya pena concreta por injurias y difamación se conocería la tarde de este viernes.
Sin embargo, la audiencia judicial para dar a conocer la pena concreta fue suspendida porque el Tribunal de Sentencia aún no termina de redactar el acta del juicio oral y público, según la versión oficial. La audiencia fue reprogramada para el 20 de marzo a la 1:30 de la tarde.
En la caminata y protesta hubo diputados del partido Libertad y Refundación (Libre). El legislador Wil Paz indicó que hay tres mil quinientos campesinos acusados penalmente por luchar por tener acceso a la tierra y 750 mujeres, por la misma causa.
Asimismo, hay por lo menos 350 activistas de derechos humanos, perseguidos por difamación, sedición y otros tipo de intimidación judicial.
Por su parte, Gladys Lanza afirmó que desconoce el porqué de tantas audiencias pospuestas, pero que esta decisión traerá repercusiones internacionales para Honduras. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ya ha consultado qué pasó.
La defensora de Lanza, Gloria García, explicó que el apoderado de la parte acusadora solicitó dos años de cárcel, dejó a criterio de los juzgadores la inhabilitación de Lanza como defensora de derechos de la mujer y solicitaron que sea condenada en costas del juicio.
Un equipo de abogados está analizando la casación y se espera la entrega del acta para definir la estrategia legal, explicó.
En el Tribunal de Sentencia, los operadores judiciales indicaron que están trabajando y el caso tiene varios folios por eso aún no terminan de redactar. El abogado acusador, Jair López, no estaba en el recinto judicial.
Mientras tanto, las mujeres gritaban consignas como “las mujeres unidas jámas serán vencidas”, además portaban pancartas para condenar la intimidación judicial y la criminalización de defensores de derechos humanos.
Fuente: http://conexihon.info/