Las mujeres representan el 27% de la clase trabajadora en el área rural

Lucinda Vásquez Romero, productora de café en La Paz y ganadora de la Tasa de Excelencia el año pasado.
Lucinda Vásquez Romero, productora de café en La Paz y ganadora de la Tasa de Excelencia el año pasado.

San Pedro Sula, Honduras.

El 25 de enero de los últimos 60 años las mujeres hondureñas han celebrado su día. Pese a los avances experimentados en ese lapso, las cifras revelan que todavía quedan tareas pendientes en materia económicas.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el 32% de los hogares con jefatura femenina son pobres, hace menos de quince años este número era de 25%. La misma institución señala que de las 2.2 millones de mujeres que habitan en el área rural, solo el 27% representa la población económicamente activa (PEA).

Karla Zelaya, integrante de la organización de mujeres productorasPlataforma Agraria, considera que las pobladoras en el área rural del país enfrentan bloqueos culturales, sociales y jurídicos para el acceso a la tierra. “Actualmente las mujeres pobres rurales constituyen el sector más excluido en la tenencia de la tierra. Esto impide mayor autonomía económica y liderazgo dentro y fuera de sus hogares”, agrega.

En base a los datos de la Memorias Anuales del Banco Central de Honduras (BCH), Zelaya considera que es fundamental facilitar el acceso al crédito para las mujeres productoras porque la agricultura genera el 37% de los empleos en el país.

Por su orden de importancia, el INE ubica los sectores donde laboran las mujeres en el área rural son: comercio y servicios (69%), en la industria o actividades manufactureras (45%) y la agricultura (12%). “Llama la atención la baja participación de las mujeres en la actividad agrícola. No obstante, esta participación se ha visto incrementando en los últimos diez años, asegura Zelaya.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) realizó recientemente un foro sobre los desafíos de la igualdad de género para 2014. En esa disertación se reveló que una de cada tres mujeres en América Latina no cuentan con ingresos propios. Esta situación redunda en una feminización de la pobreza, por cada 100 hombres pobres, hay 117 mujeres en esa situación.

“La agenda para 2015 tiene el desafío no solo de lograr que más mujeres ingresen al mundo laboral, sino también que se incorporen a sectores de la matriz económica que han sido tradicionalmente masculinos”, afirmaron representantes de la Cepal.

 

Fuente: http://www.laprensa.hn/economia/787974-410/productores-hondure%C3%B1os-piden-mayor-acceso-al-cr%C3%A9dito