Hoy por la mañana, la Mesa de Indignación ciudadana de El Progreso, Yoro convocó a la ciudadanía a una protesta contra el peaje dirigiéndose en caravana hacia las casetas en construcción a la altura de San Manuel, Cortés. Al solo llegar, la policía comenzó a detonar bombas lacrimógenas para evitar que los manifestantes pasaran.

Decenas de personas se movilizaron hacia las casetas para protestar, unos usaron piedras para dañar estas estructuras que están a punto de culminarse para comenzar el cobro en el corredor turístico. La policía comenzó haciendo tiros de bala viva al suelo y luego disparando bombas lacrimógenas que afectaron a los manifestantes. El tráfico se detuvo y la Policía incluso disparó hacia los vehículos con las bombas de gas.

El representante de la Mesa de Indignación, Jorge Diaz, aseguró que la protesta no se va a detener y que exigen al presidente de Honduras y al ministro de obras públicas que detengan este peaje ya que es ilegal. «No queremos que haya incidentes, no queremos poner los muertos, pedimos que esto se pare y no nos van a detener», dijo tras ser constantemente perseguido por efectivos policiales y su tanqueta de agua a presión. Díaz mantuvo, junto a varios ciudadanos una huelga de hambre en las cercanías del peaje durante 9 días, la huelga culminó tras una represión policial el pasado sábado 4 de junio.

Por su parte, el padre Ismael Moreno, SJ, director del ERIC y Radio Progreso y ganador del premio RAFTO por los derechos Humanos en Noruega; reclamó a la policía sentirse tratado como un criminal. «Nosotros somos ciudadanos que no andamos armados, solo andamos ejerciendo nuestro derecho a la protesta, no nos deben tratar como criminales. Este nunca es el camino porque provoca el repudio de la sociedad hondureña. El peaje solo se resolverá parándolo», dijo.

ESCUCHE DECLARACIONES COMPLETAS

Los manifestantes corrieron un kilómetro desde la casetas de peaje, siendo perseguidos por una tanqueta de agua a presión y alrededor de 250 efectivos policiales disparando bombas lacimógenas. Al llegar al puente La Amistad en El Progreso, Yoro, un grupo de personas que seguía resistiendo a la represión paralizó el tráfico. En minutos un contingente policial de El Progreso al mando del comisionado Gustavo Pacheco para despejar la vía. Pacheco dio 15 minutos a los manifestantes para salir de la calle, advirtiendo que usarían «la fuerza necesaria» de no hacerlo voluntariamente. Antes de los 15 minutos comenzaron las bombas a volar. Personas que iban pasando y que estaban en sus puestos de venta en las colonias cercanas al puente fueron también afectadas por el gas.

Después de la batalla campal que recorrió desde las casetas de peaje en San Manuel Cortés hasta El Progreso, Yoro, miembros de la mesa de indignación protestaron sin detener el tráfico, solamente pidiendo a los conductores su apoyo para detener las casetas de peaje.

El peaje ha sido detenido por unos días tras estas protestas, sin embargo todo está listo para que quienes transitan la calle que conduce de San Pedro Sula al atlántico hondureño comiencen a pagar. Los vehículos turismo y pickup (un eje) pagan dieciocho lempiras (L 19.00), en tanto que los pesados (autobuses) de dos ejes pagan setenta lempiras (L 71.00). Los vehículos pesados de tres ejes (camiones y grandes autobuses) pagan ciento cuatro lempiras (L 104.00).

En tanto que los camiones pesados de cuatro ejes pagan ciento treinta y nueve lempiras (L 140.00), los pesados de cinco ejes pagan ciento setenta y tres (L 174.00) y finalmente los vehículos más pesados y de seis ejes pagaran un total de doscientos ocho lempiras (L 209.00).

 

fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/2944-protesta-contra-peaje-se-intensifica-estado-responde-con-represi%C3%B3n