«Durante mucho tiempo, los minoristas han mantenido el precio de las bananas, que no se correspondían con la tasa de cambio, y comerciaban sin márgenes a pérdidas, de hecho, ya que el producto genera tráfico», explica el director general de la agencia de análisis Infoline-Analysis, Mijaíl Burmistrov, citado por Izvestia.

A la luz de las constantes bajadas de los ingresos reales de la población, es poco probable que el mercado de las frutas y hortalizas exóticas crezca hasta el Año Nuevo. Sin embargo, aparte de otras categorías de productos importados del extranjero, las frutas y hortalizas «respondieron» a la caída del rublo bastante rápido desde el principio. El precio de compra del producto, según Burmistrov, no es menor de 0,90 dólares, teniendo en cuenta la logística.

El Banco Central fijó la tasa de cambio en 55,3 rublos por dólar el 30 de junio. La fuente subraya que en relación con la situación alimentaria rusa, los precios siguen siendo bastante asequibles, por lo que no se han visto afectados de manera tan terrible por las fluctuaciones del dólar. Los expertos difieren en opinión, pero es posible que cesen los saltos de valor de la moneda y que los precios de mercado de las frutas y hortalizas importadas vuelvan a bajar. El máximo nivel de demanda y precio para esta fruta se dan durante el invierno, en particular en las celebraciones de Año Nuevo. De hecho, la última vez que las bananas subieron drásticamente de precio fue en los meses de invierno del año en curso. Entonces, según datos del Rosstat, el precio medio de esta fruta tropical por kilo en Rusia subió a 70 rublos (0,95 euros), un 48% más que en el mismo periodo de 2014.

——-

Fuente: e-gorlovka.com