GRANOS_0En el renglón del maíz, Honduras es en esencia dependiente de la compra del grano para responder a las necesidades de consumo interno. Guatemala produce 35 millones de quintales, El Salvador genera más de 20 millones de quintales, mientras que Honduras tiene una cosecha de apenas 10 millones de quintales.

Hace mucho que Honduras dejó de ser el granero de Centroamérica, pero el déficit en la producción de granos básicos se tornará más acentuado con motivo de la sequía sin precedentes proyectada para este año.

Los entendidos en la materia señalan que hoy día, Honduras registra los mismos niveles de productividad de los años 90, en lo que se considera un reflejo de que No ha existido continuidad en las políticas agrícolas y de seguridad alimentaria.

En el rubro del arroz, nuestro país reporta una cosecha de aproximadamente dos millones de quintales, muy por debajo de la producción de Nicaragua.

Y para cubrir la demanda el país necesita importar un millón y medio de quintales, con el agregado de que dentro de tres años el grano podrá ingresar sin restricciones al amparo de los tratados de libre comercio.

En el renglón del maíz, Honduras es en esencia dependiente de la compra del grano para responder a las necesidades de consumo interno. Guatemala produce 35 millones de quintales, El Salvador genera más de 20 millones de quintales, mientras que Honduras tiene una cosecha de apenas 10 millones de quintales.

En lo que respecta a los frijoles, desde inicios de este año el Gobierno proyectó la importación de cuatro mil toneladas métricas del grano, un rubro en el cual la producción promedio se ha mantenido en dos millones de quintales.

Se estima que la cosecha nacional cubre el 80 por ciento de las necesidades de consumo de frijoles, lo que significa que el restante 20 por ciento es importado.

Frente a la inclemente sequía que podría prolongarse hasta junio, según los pronósticos, el Gobierno informó que están aprobados siete mil 700 millones de lempiras para irrigar 23 mil hectáreas en los próximos tres años.

Algunos proyectos están en desarrollo y otras iniciativas se encuentran en proceso de licitación, sobre todo los que están planteados para Comayagua, Nacaome, Olancho, El Paraíso y Francisco Morazán.

Adicionalmente, las expectativas están puestas en que por fin sean concretados los proyectos de riego de Jamastrán y Nacaome. Además, otras dos iniciativas para la misma finalidad son financiadas por Austria.

Ambos abarcan los departamentos de Comayagua, Olancho, Yoro, El Paraíso, Valle y Choluteca.

Mientras tanto, las llamadas cosechas de agua, son desarrolladas con fondos nacionales y recursos de la Cuenta del Milenio en las zonas secas de Francisco Morazán, El Paraíso, Choluteca, Valle, La Paz, Lempira.

También es un hecho la disponibilidad de más de 60 millones de dólares procedentes de la India y de Italia, que serían destinados a beneficiar a los productores de Jamastrán, El Paraíso, y Nacaome.

En esta cartera de financiamiento, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), ha aprobado más de 50 millones de dólares para la irrigación de los valles de Sulaco, Olomán, Selguapa y San Sebastián.

El año pasado, la escasez de lluvia echó a perder al menos el 70 por ciento de los cultivos de maíz y el 45 por ciento de la cosecha de frijoles; en total, un millón de quintales de granos básicos.

Esa circunstancia afectó en forma directa a más de 70 mil familias de 66 municipios a nivel nacional, ubicados en su mayoría en el corredor seco que comprende los departamentos de Valle, Choluteca, el sur de Olancho, El Paraíso, Francisco Morazán, La Paz, Lempira y Copán.

 

Fuente: http://www.radiohrn.hn/