» La delegación de sindicalistas daneses se reunió con trabajadores de la zona sur.
» La delegación de sindicalistas daneses se reunió con trabajadores de la zona sur.

CHOLUTECA. Ante las acciones irregulares que varios empresarios de la zona sur hacen con sus trabajadores, una delegación sindical de Dinamarca realizó un conversatorio con algunos obreros, especialmente del rubro del melón.

La comitiva extranjera forma parte de la Federación Sindical Unitaria de Dinamarca, conocida como 3F, misma que consiste en fortalecer las organizaciones sindicales para que puedan defenderse mejor y de forma democrática los intereses de sus afiliados.

Los miembros de 3F, Gunnar Anderson, Leif Montensen, Else Dam y Hellen Engelund, se reunieron con la dirigencia regional de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Agroindustria (Festagro) y varios trabajadores de la agroindustria.

Germán Zepeda, secretario general de Festagro.
Germán Zepeda, secretario general de Festagro.

El secretario general de Festagro, Germán Zepeda, lamentó que el 90 por ciento de las empresas de la zona sur no están pagando el salario mínimo con sus trabajadores y es por ello que Honduras tiene una denuncia internacional.

Zepeda manifestó que existe una queja internacional contra el Estado de Honduras porque se ha demostrado que un 90 por ciento de los empresarios de la zona sur no pagan el salario mínimo, queja que se hizo en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Honduras está cometiendo graves errores en el marco que se debe utilizar la presión internacional para resolver los problemas nacionales ya que desde adentro del gobierno a través del Ministerio del Trabajo no tiene la potestad de buscar soluciones a los obreros a las demandas”, afirmó.

El dirigente sindical informó que la presencia de los miembros de 3F de Dinamarca tiene como objetivo conocer las condiciones laborales de los trabajadores (as) en el sector agrícola, especialmente en caña y melón.

El trabajo internacional de 3F tiene como objetivo promover los derechos fundamentales de los trabajadores, un desarrollo sostenible, un mercado laboral bien regulado, bienestar social, crecimiento económico y empleo, entre otros