1Las condiciones de vida de las y los trabajadores de la empresa SURAGROH son realmente criticas, muy semejantes a la miseria, deplorables y lastimosas, donde los afectados son los hijos de estos padres y madres de familia principalmente, que son sometidos a trabajar largas jornadas, sin protección social, lo que les genera un desgaste físico tremendo, que no les permite tener acceso a una vida digna, dejando de percibir derechos fundamentales como educación, salud para ellos y sus familiares, así como salario mínimo.

Mediante una visita realizada por organizaciones nacionales e internacionales, en compañía de representantes del STAS y FESTAGRO, se pudo ver las consecuencias de todas las violaciones a las cuales han sido víctimas estas humildes personas, violaciones que han sido ejecutadas por SURAGROH, empresa que exporta melón, la cual pertenece en un 60% a la transnacional Fyffes de Irlanda, que asegura que localmente se están solucionando los problemas, siendo esto totalmente lo contrario, ya que la administración de esta empresa, exigen la anulación de la Junta Directiva Subseccional, ante la Secretaria de Trabajo de Choluteca.

Cabe mencionar que muchos trabajadores/as han envejecido ejecutando estas labores y ya recibieron por parte de los patrones el aviso de que “no serán contratados nuevamente ya que están viejos”, esto se vuelve un atentado contra la vida de estas personas que jamás han recibido el beneficio de Seguro Social, asi que saldrán enfermas y sin contar con un sistema de pensiones que les ayude a sostenerse los próximos años.

Fyffes es miembro de la Iniciativa de Comercio Ético (ETI por sus siglas en Ingles), esto le ha servido para dar una cara de respeto de derechos laborales a nivel Europeo, ETI ha acompañado a Fyffes a pesar del claro y fuerte comunicado del Sindicato GMB de Reino Unido, que exige la expulsión de la ETI para Fyffes, por sus violaciones a los derechos fundamentales de los trabajadores/as en Honduras y Costa Rica.

2Los compañeros directivos Subseccionales, expresaron las duras represalias a las cuales son victimas actualmente, donde van desde encierros hasta amenazas, expresaron de manera triste los insultos a los cuales han sido sometidos durante años, dándole más valor a un tomate que a los trabajadores/as por la parte patronal. También confesaron que a la hora de firmar los contratos, la empresa no les entrega copia y que si la exigen les niegan el trabajo y debido a su afiliación sindical, administradores les han asegurado que jamás serán contratados nuevamente al finalizar esta zafra (periodo de cosecha).

3Los compañeros para presentarse a la hora exacta en el trabajo se levantan a las 3 de la mañana por lo que les toca caminar 3 horas hasta el lugar de trabajo ya que la empresa no les proporciona el transporte, por que según ellos, están cerca, mientras se llenan asegurando que en total de los obreros reciben este beneficio.

4Baltazar Cruz es el único representante de la primera Junta Directiva que se mantuvo a pesar de las ofertas y amenazas que ha recibido, nos mostro su situación actual en cuanto a su salud y agradece al sindicato debido a que antes no recibía ningún tipo de atención medica, hoy en día la empresa le proporciona atención medica privada y servicios de ambulancia, claro que sigue sin contar con Seguro Social. También nos comunico que tiene 25 años de trabajar con SURAGROH, 17 como permanente y es la primera vez que la empresa se interesa por un trabajador o trabajadora, comento que no entiende por qué la empresa está cambiando las incapacidades, que siempre se han emitido a nombre de la Subsidiaria de Fyffes.

5Fyffes ha reportado 7 años consecutivos de crecimientos en ganancias que asciende hasta los 1,222 millones de euros desde 1,909 millones de euros el año pasado, mientras que sus beneficios brutos ajustados ascienden a 44,6 millones de euros. La compañía explica que su ebitda ha aumentado un 16,4% hasta los 56,1 millones de euros desde los 48,2 millones de euros en 2014. Añade que el objetivo de ebitda  inicial del grupo para 2016 está entre 42 millones y 48 millones de euros. Esto definitivamente es todo lo contrario en cuanto a las condiciones de los trabajadores/as donde a través de la secretaria de trabajo en una inspectoria general se constato que SURAGROH (Fyffes) debe a los trabajadores/as la cantidad de Lps. 1,818,322 (USD 80,815) solo en dos meses y es aquí donde nace la pregunta; ¿Sera que las ganancias reportadas, aumentan debido a la cantidad de dinero que dejan de pagar a los trabajadores/as?