Cristina Fontenele
Adital

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de Estados Americanos (OEA) acaba de realizar una visita a Honduras, del 1 al 5 de diciembre de este año, con el objetivo de evaluar la situación general de los derechos humanos en el país. Las observaciones preliminaresdetectaron que la violencia y la inseguridad son los problemas más graves, siendo la impunidad un círculo vicioso, verificándose entre el 95% al 98% de los casos.

De acuerdo con el secretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza, «se prevé que hacia el segundo semestre de 2015 salga un informe final de la visita a Honduras y con este informe salga el capítulo IV del informe anual de la Comisión”, que es conocido como «lista negra”, y de la cual Honduras ha formado parte en los últimos seis años. Icaza dice que hubo progresos en el país en relación con el respeto por los derechos humanos, pero advirtió con preocupación «algunos temas pendientes en los que Honduras debe mejorar”.

CIDH

 

Instituciones de seguridad pública fueron duramente criticadas. La falta de resultados efectivos en el combate a la violencia acaba generando ataques a personas de diversas actividades y profesiones, principalmente contra grupos específicos.

Conozca los números

En 2013, Honduras presentó el índice de homicidios más alto del mundo, 79 cada 100 mil habitantes, de acuerdo con un estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), tasa que ya disminuyó en comparación con 2011, cuando era de 91,4.

Violencia contra defensores/as de derechos humanos

Líderes sindicales son criminalizados y sujetos a la vigilancia y al control. De acuerdo con el Comité de Familiares Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), desde 2010, 3.064 personas fueron criminalizadas. Como resultado de la violencia contra los líderes, ocurrieron 22 asesinatos, 2 desapariciones, 15 secuestros y 53 sabotajes a vehículos en los cuales eran transportados los dirigentes.

Violencia contra periodistas y profesionales de los medios de comunicación

Desde diciembre de 2013, fueron asesinados tres profesionales de la comunicación. La CIDH muestra aun más preocupación por el hecho de que la violencia se extienda también a los familiares. En 2014, fueron asesinados cinco familiares de periodistas. «Estoy pensando en dedicarme a otra cosa”, relata un periodista que se vio obligado a mudarse a otra región del país después de sufrir amenazas por denunciar un caso de corrupción.

CIDH

Violencia contra líderes indígenas

Asesinatos y amenazas de muerte forman parte de la rutina de líderes indígenas, en particular de aquellos que protestan contra el desarrollo de megaproyectos, desarrollados en tierras indígenas sin licencia previa. La Comisión constató que indígenas y afrodescendientes sufren niveles mayores de pobreza, desnutrición y enfermedades infectocontagiosas que el resto de la población, así como niveles de alfabetización menores. La tasa de mortalidad de mujeres indígenas es también considerada mayor que la de las no indígenas.

Violencia contra niños y adolescentes

Otro dato preocupante para la Comisión es que, de enero a junio de este año, 545 niños y adolescentes fueron muertos. El Estado no presenta una estructura adecuada en sus instituciones para la protección de la infancia.

Violencia contra las mujeres

De 2010 a noviembre de 2014, 2.592 mujeres fueron asesinadas en el país centroamericano. De acuerdo con el Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de Honduras, de enero a noviembre de 2014 hubo 453 femicidios; en el 71% de los casos las mujeres fueron víctimas de armas de fuego. Los estudios revelan que cada 17 horas muere una mujer. Las mujeres también son víctimas de violencia sexual por parte de agentes estatales.

Violencia contra lésbicas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT)

De 2009 al 1º de diciembre de 2014 se registraron 147 muertes violentas de personas LGBT: 90 contra gays, 15 contra lésbicas y 69 contra transexuales. Las agresiones también se extienden a los/las defensores/as de los derechos de las personas LGBT. La CIDH observa un clima permanente de hostilidad y prejuicio contra ese grupo.

CIDH

Violencia contra migrantes hondureños

En busca de mejores oportunidades, los migrantes hondureños acaban expuestos a diversas formas de violencia. Cerca de 400 migrantes desaparecieron en la ruta hacia Estados Unidos en los últimos años. La situación se torna todavía más preocupante en el caso de niños y adolescentes que migran solos. De octubre de 2013 a septiembre de 2014, hubo más de 18 mil niños y adolescentes provenientes de Honduras detenidos en Estados Unidos. Es el mayor número registrado hasta ahora en el país.

Bajo Aguán

La región del Bajo Aguán, zona en torno del río Aguán, ubicado en el Departamento de Colón, un valle de 200 mil hectáreas en el norte del país, desde hace años sufre debido al conflicto agrario. La CIDH observó una total falta de esperanza, una situación de pobreza extrema y la exclusión de esa comunidad a causa de la falta de oportunidades y del acceso a la justicia.

Como respuesta a la violencia, las Fuerzas Armadas hondureñas han aumentado la actuación en diferentes ámbitos de la gestión pública. Se están transfiriendo al ejército tareas que están fuera de su esfera, como la seguridad del ciudadano, centros de detención y la educación de niños y jóvenes. El Programa «Guardianes de la Patria” es, para el Estado, una estrategia en el combate a la violencia. Para la CIDH, sin embargo, las fuerzas armadas carecen de entrenamiento adecuado para el control de la seguridad del ciudadano en forma eficiente y respetuosa de los derechos humanos.

Ante tantos casos de violencia, la Comisión convoca al Estado a investigar de manera efectiva los asesinatos y agresiones sufridos en el país, destinando recursos humanos y materiales para una pronta investigación y sanciones penales adecuadas. Es necesario también evitar la impunidad de la violación sistemática contra los derechos humanos en Honduras.

Lea también:

En el día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, Honduras se destaca mundialmente en femicidios

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com